Parejas en crisis

2.jpg

La vida en pareja no sólo trae felicidad sino que también pone en evidencia muchas complicaciones que se tienen cuando se empiezan a conocer costumbres desconocidas de la pareja y que afloran al pasar tiempo juntos bajo el mismo techo, pero estos problemas que amenazan acabar con muchas relaciones tiene solución pues existen psicologos en lima y muchos centros especializados con el fin de darle solución a una pareja en crisis.

¿Cuándo ir?

Las señales para recurrir a un terapeuta de pareja pueden ser muy variadas, pero por lo general ocurre cuando, por lo menos, uno de los miembros siente que no está siendo comprendido ni escuchado como antes, cuando las discusiones giran siempre en torno a lo mismo sin vislumbrar la solución o, por el contrario, cuando ya prácticamente no se comunican, cuando cada uno está en su mundo y se va alejando cada vez más del otro.

“Lo ideal es consultar ante los primeros indicios, pero en general se observa que los conflictos suelen ser de larga data, precisamente porque radican en la falta de comunicación y la consulta suele ser el último intento para evitar la separación”, sostiene Graciela Cafici, licenciada en Psicología. Conflictos conyugales, insatisfacción sexual, impotencia, eyaculación precoz, aburrimiento, depresión post-parto y distancia afectiva son algunas de las señales que manifiestan estas parejas.

El rol del Terapeuta

El rol del terapeuta consiste, precisamente, en ayudar a que ambos cónyuges se escuchen y aprendan a interpretar lo que la otra persona está expresando con sus quejas o con sus silencios. Para ello, es imprescindible que cada uno pueda describir lo que quiere y lo que siente, así como comprender el punto de vista del otro e idear opciones para beneficio mutuo.

Este tipo de terapias ofrece, en primera instancia, un marco seguro y confiable para poner en palabras la angustia o las desavenencias que tengan ambos integrantes. Aunque sea doloroso lo que se tenga que decir, así es posible avanzar en la comprensión del conflicto para luego pensar qué es lo que está en juego para cada uno y poder lograr nuevos acuerdos.

La doctora Cafici cuenta que en su consultorio suele recibir a diario este tipo de historias. Recuerda el caso de un matrimonio en el que la mujer, de 40 años, llegó porque las discusiones con su marido, de 44, le resultaban intolerables. El sentía que su mujer no le brindaba la atención que necesitaba, pero como no estaba acostumbrado a demostrar sus sentimientos, en vez de comunicarlos, se retraía cada vez más, lo que motivaba el reproche de su mujer que se sentía menospreciada.

“En la terapia se trabajó para modificar las pautas de comunicación y se instruyó a ambos cónyuges a identificar los efectos que producían en el otro los mensajes verbales y no verbales. Al cabo de unas cuantas sesiones, ambos pudieron comprender que modificando la lectura que cada uno hacía sobre las actitudes del otro, también pudieron modificar lo que cada uno sentía con respecto al otro”, señala Cafici.

En las terapias de pareja, como en toda terapia, no existen las soluciones mágicas. Se requiere de mucho compromiso de parte de ambos para que el cambio sea posible, ambas partes deben poner de su parte y deponer algunas actitudes con el fin de mejorar su relación y comportamiento, previa introspección

Es que la solución tiene que venir de ambos, el terapeuta ser sólo el canal para que conduzca la voluntad de ambas partes hacia una vida sin conflictos y que empiecen a construir un futuro compartido, la terapia para parejas y los psicologos en lima buscan precisamente eso, por lo que si se encuentra en problemas con su pareja no dude en acudir a uno de estos centros.

3.jpg

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar